Qué Ofrecemos

Finca Aldeallana ha terminado su momento bodas de esta temporada y empieza a preparar con ilusión la siguiente; pero mientras, ha pensado abrir sus bonitas casas y ofrecértelas para que, si te apetece, puedas pasar un fin de semana y así disfrutar de todo lo que Aldeallana puede ofrecerte. Nuestras casas, Casa Pueblito y Casa Aldeallana, están preparadas con todas las comodidades por si quieres venir a pasar un fin de semana.

Ya sabes que estamos a sólo uno hora de Madrid y, sin embargo, cuando llegas es otro mundo: sin ruido, sin atascos, con nuestras 300 hectáreas de finca entre la Sierra del Guadarrama y el valle segoviano. Solo acompañados por ese cielo azul que tenemos casi siempre como aliado y esas preciosas estrellas que al llegar la noche nos saludan.

Organiza un grupo con amigos, amigas, familia… y alquila una de nuestras casas; ambas tienen distinto tamaño y distribución, asi que sin duda, alguna encajará en tus necesidades y seguro que no te vas a arrepentir. Porque todos en algún momento, necesitamos un fin de semana para desconectar de nuestra vida diaria y reunirnos con los que más nos apetece para disfrutar, reír, descansar...Y todo ello en un sitio especial.

 

¿Y qué te parece venir con tus hijos? Paseando por los alrededores les podrás contar que la leche y los huevos no vienen solo del supermercado, sino de esos animales que ellos van a ver y que son vacas y gallinas.
Y si queréis comprar una hogaza de pan en Otero de Herreros para la cena, el panadero os la dará con las manos blancas de harina porque la acaba de sacar del horno de leña.

 

 

Nuestras fotos


Casa Aldeallanita

 


Casa Pueblito

 

 

 

 

Nuestras Casas

Casa Aldeallanita es una mezcla entre caserío y casa alemana. Con sus bonitas habitaciones, sus chimeneas, su cocina tan especial; sus suelos de pizarra y sus vigas madera pintadas en blanco, y todo con este ese aire chic y acogedor, tiene una personalidad única.
Su jardín, con sus tres encinas que lo rodean, su pradera, y sus macizos de rosas de escaramujo. Sientate afuera, al sol, tapado con una manta, leyendo y adivinando el olor de la lumbre de la chimenea es una experiencia inolvidable.
Como también serán inolvidables los paseos por la finca, la vista de los atardeceres y los ratos disfrutando de la tranquilidad que se vive en Aldeallana.

Casa Pueblito es la casa que decoramos especialmente para ofrecer a las familias de nuestros novios. Como su nombre indica es una casa de pueblo, pero dotada de todas las comodidades. Encalada en blanco con su jardín de jabre, su cancela que la proteje, con su almendro que te da la bienvenida y ese zaguán al entrar que te acoge con hospitalidad segoviana.
En las habitaciones, las camas con sus mantas de mohaír a los pies, invitan al descanso. La cocina que hemos logrado que no perdiera su sabor, la convertimos en una agradable cocina-salón, donde igual puedes desayunar, comer o jugar a las cartas con una copita hasta altas horas de la noche, esperando que en el cielo aparezcan todas las estrellas para salir a disfrutar cada una de ellas.

Casa Aldeallanita dispone de cuatro habitaciones dobles. Cada habitación dispone de su cuarto de baño y si hubiera que elegir cuál es la más bonita o la más cálida sería imposible.

 

En casa Pueblito podéis estar seis o siete personas según os organicéis, pues tiene una suite compuesta por una habitación doble, una pequeña habitación individual y un cómodo y espacioso cuarto de baño más otras dos habitaciones que comparten un precioso cuarto de baño.

 

Qué nos rodea

Si quieres hacer excursiones o alguna actividad no tienes más que decírnoslo y nosotros os lo organizamos.
A dos kilómetros tenemos Valdeprados, maravilloso pueblo de 20 habitantes, en el que está el Castillo del Conde de Puñoenrostro, sitio de paso de reyes y actualmente estudio y casa del reconocido escultor Luis Sanguino.
También encontraréis la Iglesia de Santa Eulalia de Mérida, con su colección de maravillosas tallas y su retablo estilo herreriano del 1.700, que fue retablo en la Catedral de Segovia antes de venir aquí. Si alguno se anima a subir hasta el campanario os aseguro que nunca olvidará la vista que, desde allí, se divisa: el campo de Castilla en todo su esplendor.

Si lo que te apetece es un recorrido a pie para hacer hambre y luego degustar un buen cordero o cochinillo en el Mesón de Jesús durante el almuerzo, lo mejor es hacer la ruta de la Risca, siguiendo el margen del río Moros, donde sólo observar el paisaje y las aves es excepcional y único en España.
Si estáis cansados, sentaos cinco minutos en las ruinas del puente de los enamorados y leed lo que dice la leyenda o bien en los escalones de la Ermita de la Virgen de Matute. La magia y el encanto del sitio os harán reir, pensar e intercambiaros confidencias.

A la vuelta, en Valdeprados, no dudeis hacer una visita a la Almoneda de Victoria Cubo, donde comprar una jarrita de cristal, un cesto para el pan o unos jabones en una caja ideal se convierte en todo un placer.

 

Si seguís con ganas de aventura, allí podéis contratar excursiones a caballo para el día siguiente o un relajante masaje a domicilio, para después de la siesta, en Aldeallana, con una masajista que sólo utiliza los productos que elabora con esencias de hierbas de la zona. Merece la pena.

 

Nuestras Bodas

 

Y como no mencionar en esta pagina nuestras bodas.
Te invitamos a que entres en nuestra página web y veas como lo hacemos, como siempre especial y único para ti.

Click Aqui




Nuestro sitio

 

Reservas

Aldeallana. Valdeprados - Segovia
Teléfonos 91 571 46 51 | 696 81 62 67 | Mail: info@aldeallana.com

Si desea conocer la disponibilidad de fechas y/o solicitar presupuesto, así como realizar cualquier otra consulta,
contacte con nosotros mediante este formulario:

Nombre *

Teclee estos números: *